El regreso de los jóvenes a las aulas de preparatoria o universidad está a la vuelta de la esquina. El estreno de libros, cuadernos, amistades y nuevos círculos sociales forma parte de este ritual que todo estudiante está destinado a vivir. 

Descubre nuestra selección de autos que destacan en diversos criterios que alguien del perfil estudiantil necesita. 
 

Suzuki Ignis

Definiéndose como el primer nano SUV de México, ofrece rendimiento combinado de 21.8 kilómetros por litro bajo el precio de lista inicial de 199 mil 990 pesos. El aspecto exterior resulta el más distinto de esta selección, no solo por los elaborados faros con acentos LED, las luces de niebla de serie y el carácter dinámico de sus componentes; la armadora ofrece líneas de componentes originales para personalizar acentos exteriores e interiores al color de elección propia. Bisel de parrilla y de faros de niebla, manija de puerta, estribo, todo se ofrece en cuatro colores acorde al concepto contemporáneo del auto: blanco pop, rojo fénix, un tono naranja brillante llamado Lava, y un cyan fresco denominado Mentolato.

La manufactura se realiza en Japón, por lo que puede esperarse una calidad de armado y durabilidad acorde a este origen. La construcción de carrocería sobre chasis lo hace más robusto que otras opciones. Su motor produce 89 hp a seis mil revoluciones, de 83 libras pie de torque, por lo que no es el más potente de esta comparativa. En seguridad cuenta con ABS y distribución electrónica de frenado, dos bolsas de aire frontales para pasajeros y pedal de freno colapsable en colisión. La cajuela base ofrece 271 litros de volumen, pero el área de carga se extiende al abatir asientos traseros, para dar 505 litros en total. Su sistema de audio cuenta con conectividad Bluetooth de serie, CD y entrada USB, y la salida de audio se divide en 6 bocinas para versión GLX pero sólo dos en la versión más económica.

El diseño interior del Ignis está alineado al aspecto contemporáneo y tecnificado del exterior. Sus componentes rectilíneos y acabados mate a dos tonos pueden aderezarse también al gusto del conductor con la adición de componentes de catálogo con colores a elegir: anillos de aire acondicionado, consola central 

Pros y contras. La altura libre al piso puede ser muy conveniente en época de lluvias o para realizar investigación académica en terracería ligera. Aunque su motor genera menos caballos que otras opciones este factor en ocasiones ayuda a que conductores novatos se abstengan de exceder la velocidad, además de que su peso en vacío es de 845 kilogramos por lo que es de esperar una conducción ágil. 

Un punto en contra puede ser que, para conductores no muy experimentados, la construcción de cuerpo sobre bastidor podría resultar inconveniente al estar relacionada a menor estabilidad en curvas, pero por otro lado esta arquitectura hace vehículos más robustos y vuelve más cómodo bajar y subir del pequeño utilitario.
 

Nissan Note

La armadora líder en ventas del mercado mexicano ofrece una opción para este regreso a clases para tomar nota. La gama de precios del Nissan Note inicia en 215 mil 400 pesos para la versión Drive de transmisión manual, ofreciendo de serie bolsas de aire delanteras, frenos ABS y distribución electrónica de frenado, pero no incluye faros de niebla en su versión inicial. Para la semana del 1 al 8 de agosto, la armadora publica en su página de internet para México un precio especial de 207 mil 800. El motor de 1.6 litros de cuatro cilindros genera 109 caballos a seis mil rpm en todas sus versiones, aún en la de equipamiento con aspecto deportivo, denominada “SR”.

Su línea exterior se caracteriza por acentos contrastantes en fascia, faros que abarcan gran parte del frente y componentes de un diseño en considerablemente atractivo. Al interior este concepto se mantiene, con un tablero central que dista de hacer juego con el volante. Elementos curvos, rectos, líneas orgánicas o cortes abruptos, todos tienen cabida en su interior. En contraste, el diseño de sus asientos está muy bien logrado.

A bordo, su dirección electroasistida reacciona a la velocidad, y cuenta con controles de audio en el volante. El volante incluye activación de su control de crucero. La fila de asientos traseros 60/40 abatible convierte la cabina en área de carga. Su pantalla de 5.8 pulgadas en el tablero es sensible al tacto, y está integrada a la solución NissanConnect, que permite a través de un app ligar la ubicación del vehículo con “check-ins” de Facebook. Esto está especificado para versiones como Sense, Advance o SR, las cuales también incluyen cámara de reversa: este equipamiento de seguridad no viene en la versión de entrada.

Lo que Note sí ofrece de serie es arranque con botón, llave inteligente, así como control de audio en el volante y conectividad Bluetooth, ajuste de altura en volante, cristales y espejos eléctricos, y audio de cuatro  bocinas. 

Pros y contras.  El factor favorable más contundente es la confiabilidad Nissan. Destaca también el valor de reventa de estas  unidades, apreciadas por no dar problemas al correr del tiempo, cuando otros empiezan a desmoronarse. El número de llamados a revisión para Nissan Note fue cero, según NHTSA. Sin embargo, según la evaluación de esta misma agencia, la calificación de resultado en choque frontal para el pasajero es de solo dos de cinco estrellas disponibles. También es recomendable esperar a su próximo cambio de generación pues este modelo data del 2012.
 

Mazda2

Como tope de esta selección y sin adentrarnos en rubros de alcance más para profesionista que para estudiante, el subcompacto hatchback de la casa de Hiroshima denominado Mazda2 tiene un precio de lista desde 238 mil 900 para la versión de nombre simplemente “i”, es el modelo de entrada a la marca que actualmente ocupa la cumbre: el número 1 en satisfacción de la industria automotriz para modelos de volumen al mercado mexicano, según la consultora J.D. Power.

Su motor 1.5 litros produce 106 hp a las seis mil rpm y 103 lb-pie de torque a las  cuatro mil rpm, aplicados al eje delantero vía transmisión manual de seis velocidades. Su consumo no es el más bajo de la comparativa con 18.9 kilómetros por litro combinado, bajo prueba con caja de cambios manual. En seguridad no se queda corto, pues no se limita al simple ABS y control de tracción sino que cuenta además con control dinámico de estabilidad DSC. Las bolsas de aire son dos, al frente. El vehículo está diseñado bajo el precepto Skyactiv que integra los componentes con atención a ser un todo, orientado a desempeño.

Tanto la acentuación en cromo de su línea exterior como el lenguaje de sus interiores destacan por el aspecto de nivel superior que comunican. Tablero y controles al tacto se perciben como los mejor logrados en su segmento para una armadora de volumen. El sistema de sonido a cuatro bocinas se puede controlar desde el volante. Tiene alimentación por CD, entrada auxiliar, USB y por Bluetooth. El volumen de carga llega hasta los 852 litros con asientos abatidos, por lo que puede ser una opción para estudiante y posteriormente seguir con los posgrados inmediatos sin que su propietario se perciba fuera de lugar.

Pros y contras.  Para quienes en este momento no contemos con un presupuesto lo bastante acomodado para obtener un vehículo premium de agencia, los interiores de Mazda son un muy aceptable sustituto.  Para mayor goce, la armadora se ubica en la de mayor satisfacción para el consumidor mexicano.  Para más conveniencia, Mazda2 está construído en México.  Algunos de los aspectos en contra son que, ante la estética tan escultórica de sus líneas exteriores, para un conductor primerizo los raspones de su periodo de aprendizaje serán ocasión de darse a notar en una carrocería tan limpia. Su precio es factor, pues de los comparados, es el que ostenta el más elevado monto, pero podemos asegurar que vale cada uno de estos pesos invertidos. 

Renault Sandero

La opción francesa está representada por el Sandero. La gama de precios para la versión Zen de transmisión manual inicia en los 196 mil 600 pesos. El motor 1.6 litros produce 105 caballos a cinco mil 750 rpm, con un torque de 107 libras pie desde las tres mil 750 revoluciones. Su dirección hidráulica será más del gusto de los entusiastas, pues transmite una sensación más natural, sin lo mullido de las alternativas electroasistidas. En general, modelos compactos de Renault como Sandero y Clio tienen una sensación de manejo más natural, herederos de una marca con una herencia deportiva en rally y Fórmula 1.

Sandero ofrece opciones de transmisión en manual de cinco velocidades o automática de cuatro. El consumo no es el mejor de los autos incluidos en esta comparativa, con 16.7 Km por litro combinado y hasta 19.3 en carretera para la versión manual. La cajuela tiene un volumen de 320 litros, antes de abatir los asientos traseros. Sus líneas exteriores son más limpias en general que los de otras alternativas en este rango de precio y equipamiento, aunque los faros sin LED y su estilo sobrio lo hacen ver un poco más veterano. Al interior, la cabina se percibe armoniosa e integrada, no moderna pero sí con un diseño cuidado, europeo, orientado a la funcionalidad, pero está presente la sensación de austeridad por el material de plásticos duros en abundante superficie.

En seguridad, cuenta como equipamiento estándar con dos bolsas de aire delanteras, frenos ABS y distribución electrónica de frenado. Desde la versión inicial incluye el sistema de asistencia de frenado de emergencia SAFE. La EuroNCAP lo ubica en el rango de cuatro de cinco estrellas, pero ojo: Para el pasajero central del asiento posterior su cinturón de seguridad es de solo dos puntos.

Pros y contras.  Su aspecto exterior es discreto, elegante y sin estridencias que lo hagan parecer un electrodoméstico furioso. Para quienes no disfrutamos estar visitando la gasolinera Sandero está equipado con un amplio tanque de combustible de 50 litros, por lo que quizá estemos acudiendo con menos frecuencia a estos establecimientos. 
Este modelo debe tener ya cerca y programada la llegada de su siguiente generación, ya que la actual data de 2012, por lo que el valor de reventa caerá una vez que se dé a conocer el sustituto. La consultora  J.D.Power reporta a Renault en penúltimo lugar para el indicador de satisfacción con el proceso de ventas, por lo que es posible que la visita a la distribuidora sea una experiencia frustrante.

Chevrolet Spark

Con un precio de lista desde 183 mil 400 pesos, el Spark ofrece un rendimiento bastante académico: hasta 22.2 kilómetros por litro. 

Está disponible con conectividad OnStar para mantener hasta siete dispositivos en línea a bordo o en la periferia. 

Las opciones de transmisión cubren cualquier preferencia: manual de cinco velocidades o automática CVT. El motor de 1.4 litros produce 98 caballos a las seis mil 200 revoluciones. Transporta hasta cinco pasajeros, todos con cinturón de tres puntos, para realizar los trabajos en equipo, donde uno de ellos hará todo y los demás se tomarán selfies; o, bien, para el cambio a residencias estudiantiles ofrece la opción de abatir asientos traseros y convertir su interior en área de carga, que inicia en solo 187 litros, pero se puede expandir hasta a 940. 

Desde la versión inicial LS cuenta con dos bolsas de aire frontales y frenos ABS. En opciones más avanzadas ofrece sistema de audio con seis bocinas se maneja a través del sistema Chevrolet MyLink con pantalla táctil de siete pulgadas, pero en todas las versiones el audio puede alimentarse de fuente Bluetooth, USB o línea auxiliar, con lo que el entretenimiento está asegurado. 

Su fascia frontal está a la par de la línea Chevrolet actual, emulando lo mismo al Malibu que al Camaro, con acentos LED y faros de niebla. El precio alcanzable no está peleado con la comodidad, pues cuenta tanto con dirección como con cristales y espejos de funcionamiento eléctrico, además de controles de audio en volante. Cuenta con bolsas de aire delanteras, aunque sería mejor si también incluyera las laterales y de cortina, como algunos de este segmento.

Al interior el enfoque de la cabina del Spark se percibe más a dar solución práctica a la necesidad de este producto que a transmitir una sensación de conjunto integrado. Los plásticos duros del tablero tienen una disposición poco afortunada, sin armonía, integrando una vista discordante. La consola central es más bien pequeña, y su área de objetos se halla alejada de las manos de piloto y copiloto. Hay que revisar también según la versión que se elija, si los frenos ABS están disponibles para todas las ruedas, o solamente en dos.

Pros y contras.  El rendimiento reportado del Spark es el más atractivo de esta comparativa, por lo que se espera un impacto positivo en el consumo de combustible. 
Tiene también a favor el rebote de la fama de Chevrolet, con su imagen de marca de fabricar vehículos robustos y, si buscamos respaldar dicha fama con fuentes sólidas, podemos revisar la opinión del Instituto de Aseguradoras para la Seguridad en Carreteras de los Estados Unidos (IHHS), en donde el Spark aparece con la calificación de “bueno” (la más alta de esta institución). Respalda esta fama también el ranking de JD Power de calidad inicial para el mercado estadounidense, donde Chevrolet está en tercer lugar, donde la cúspide es ocupada por su marca hermana Buick. 

En contraste, si consultamos la tabla de satisfacción de J.D. Power para el cliente mexicano respecto al proceso de compra (SSI), lamentablemente Chevrolet ocupa el último escalón de este indicador, por lo que puede ser una experiencia desafortunada.